Protegemos lo que vale

La ciberseguridad forma parte de la agenda mundial. Los ataques cibernéticos se consideran uno de los principales riesgos a los que se enfrenta el futuro de la humanidad.



En los últimos 25 años, el panorama de ciberamenazas ha cambiado mucho más rápido de lo que nadie podía imaginar. Hemos sido testigos de la evolución de estos peligros y hemos asistido a los principales ciberataques que han ocurrido en los últimos años. En un principio, la seguridad en las empresas estaba centrada en garantizar el buen uso de la información por parte de los empleados y confiando en su sentido común. Sin embargo, debido a la evolución tecnológica y los nuevos riesgos, estas medidas quedarán obsoletas.


Con la globalización nacen los primeros “malwares”: la primera generación de ciberamenazas caracterizada por la capacidad de réplica de los programas maliciosos, y debido a la popularización de los ordenadores personales. Esto llevó al desarrollo de las primeras herramientas de ciberataque, sentando las bases de las futuras amenazas, pero propulsando los primeros productos comerciales de antivirus tradicionales. Con la llegada del internet, su regulación fue un reto enorme debido a su carácter internacional y a la variedad en su contenido. El uso del internet se hacía sin la concientización adecuada. Aunque la conectividad nos unió a todos, los hackers se especializan cada vez más. Para hacerle frente a esta segunda generación, se desarrolló el primer firewall de “inspección de estado” de la industria.


Como si no fuera poco llegó la ola de la cuarta generación de amenazas, los ciberdelincuentes explotaban vulnerabilidades informáticas de sistemas operativos, hardware y aplicaciones. Tuvo una gran relevancia la adopción masiva del email, las redes sociales y las posibilidades de ingeniería social que ofrecían. Se combinaron firewalls y antivirus para proteger los sistemas de los ciberataques. Pero la protección proporcionada comenzó a caer frente a la velocidad a la que los ataques evolucionan e impactaron.


Opinión: ¿Qué tan resiliente es su organización ante los nuevos retos de ciberseguridad del año 2021?


La nueva era de la ciberseguridad


Con el paso veloz al desarrollo, el “malware” se vuelve indetectable, los constantes cambios sociales, económicos y culturales en el mundo hace los ciber atacantes alcancen nuevas metodologías de ataque y adaptabilidad, volviéndose sigilosos y difíciles de identificar.


La importancia y relevancia que la ciberseguridad ha tenido ha sido debido al aumento devastador de los ciberataques derivados a la pandemia y el incremento de las detecciones de códigos maliciosos Por esta y más razones, las compañías y negocios han empezado a buscar soluciones de adaptabilidad para evadir cualquier tipo de riesgo cibernético a largo plazo.


El punto está, en que la tecnología y el cibercrimen avanzan a velocidad creciente. No podemos esperar que el cibercrimen disminuya, porque eso no ocurrirá, por el contrario, cada día hay nuevos retos a los que deben enfrentarse las empresas y deben estar preparadas para los constantes ataques cibernéticos.


Debemos hacer un cambio de panorama


Ante estos nuevos retos que han llegado, es necesario reforzar los procesos de ciberseguridad que protejan la acción apresurada de las compañías, analizando cuáles son las tecnologías de mejor utilidad y desarrollo para evitar riegos cibernéticos.

La velocidad del avance de la tecnología y de los cibercrímenes, hace necesario un nuevo paradigma en la ciberseguridad, es decir, un nuevo modelo de seguridad, que sea capaz de prevenir o anticipar los ataques de los ciberdelincuentes. Si el presente de la ciberseguridad está cimentado sobre la inseguridad, a futuro debería mejorar sustancialmente con las nuevas tecnologías que se están formando.


Por ello, una vez cada cierto tiempo, aparecen jugadores que revolucionan el sentido de ver las cosas. Somos afortunados de pertenecer y brindar a la industria tecnológica y al sector de la seguridad de la información, el desarrollo de soluciones integrales en la detección de amenazas avanzadas, por más de 20 años.


Opinión: La empresa de ciberseguridad más rápida de la industria es colombiana


"En Digiware nos hemos venido modelando y especializando en diferentes metodologías que les permiten a nuestros clientes contar con herramientas de gestión más eficaces, con altos estándares de calidad y con el soporte de un equipo élite de seguridad digital." John Galindo - CEO Digiware

Como especialistas en ciberseguridad, tenemos el plan adecuado para garantizar la seguridad de una empresa y sus clientes.


Hemos aumentado nuestro compromiso con las metas de nuestros clientes tal y como lo haría un verdadero aliado de negocio, pero lo hemos hecho dando fondo a nuestras acciones, pues entendimos que nuestra tarea no se limita en prestar un servicio y que nuestro propósito, en un sentido más humano, consiste en entender y proteger lo que es realmente valioso para cada uno de nuestros clientes.


Protegemos su tiempo, protegemos lo que vale


Es nuestro compromiso por garantizar un servicio más completo y con mayores beneficios para nuestros clientes, garantizandoles una oferta visionaria con soluciones que van adelantadas a las tendencias de la industria a partir de servicios agregados de inteligencia de amenazas, detección, investigación, orquestación, remediación y cumplimiento.


El futuro de la seguridad cibernética está en la cooperación internacional, donde el trabajar el análisis, detección y respuesta de los riesgos se vuelve imprescindible.

¿Esta su organización preparada para este 2021?

51 views0 comments